Espina bífida a causa de Zofran

¿Su bebé nació con espina bífida? Si fue tratada con Zofran para controlar las náuseas y el vómito durante su embarazo, el medicamento pudo ser el culpable. Un creciente conjunto de pruebas ha sugerido que la exposición al Zofran durante el primer trimestre puede incrementar las posibilidades que el bebé nazca con graves defectos congénitos. Un gran número de demandas judiciales por Zofran se han presentado recientemente en cortes de los Estados Unidos acusando a GlaxoSmithKline de no solo ocultar información que indicaba que el medicamento podía perjudicar al feto en desarrollo, pero también se acusa a la compañía de promocionar fuertemente su uso en madres embarazadas, a pesar que Zofran nunca se aprobó para tratar náuseas y vómitos asociados al embarazo.

La firma de abogados a nivel nacional de Bernstein Liebhard LLP esta investigando la posible conexión entre el uso de Zofran y la espina bífida. Si usted cree que Zofran causó que su bebé desarrollara un grave defecto congénito del tubo neural como lo es la espina bífida, contacte nuestra oficina hoy para saber mas sobre cuales son sus opciones legales disponibles.

Defectos Congénitos y Zofran

Zofran es un medicamento contra las nauseas prescrito para tratar a pacientes que se someten a ciertos tipos de tratamientos para el cáncer, al igual que a pacientes post operatorios. Zofran nunca ha sido aprobada para tratar las nausea y el vómito relacionado al embarazo y la Agencia de Alimentos y de Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, Food & Drug Administration) clasificó al medicamento en la Categoría B de embarazo. Esta categoría indica que el medicamento no se ha sometido a estudios adecuados y bien controlados que involucre a mujeres embarazadas.

En el 2014, el Toronto Star informó que 20 mujeres canadienses, que habían sido tratadas con Zofran o una versión genérica de este medicamento durante el embarazo, han dado a luz bebés con graves problemas que incluyen, defectos cardíacos, malformaciones renales y defectos músculo esquelético. En el 2012, investigadores del Centro de Control de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC, Centers for Disease Control’s) en un Estudio Nacional de Prevención de Defectos Congénitos encontró que las madres embarazadas que utilizaron Zofran durante el primer trimestre del embarazo, eran dos veces más propensas a dar a luz a un niño con labio o paladar leporino. El siguiente año, científicos daneses observaron a más de 900.000 embarazos incluidos en los registros de saludos de Dinamarca y concluyeron que el uso de Zofran durante el primer trimestre estaba asociado un incremento del 30% del riesgo de defectos congénitos.

¿Qué es la Espina bífida?

La espina bífida es un defecto del tubo neural que afecta entre 1.500 a 2.000 de los más de 4 millones de bebés que nacen en los Estados Unidos cada año. La condición sucede cuando el tubo neural que eventualmente se convierte en el cerebro del bebé y la médula espinal no se cierra, resultando en un desarrollo incompleto de la médula espinal, cerebro o las meninges (la cobertura protectora al rededor del cerebro y de la médula espinal), este defecto ocurre muy temprano en el embarazo, ya que el tubo neural debe estar cerrado para el 28mo día de la gestación.

Hay cuatro tipos de espina bífida:

  • Oculta: Esto sucede cuando una o más vértebras de la columna vertebral están malformadas, pero la apertura de la vértebra esta cubierta por una capa de piel. La espina bífida oculta es la forma más común e incluso las más leve. Generalmente no ocasiona ninguna incapacidad o síntomas.
  • Defectos del tubo neural cerrado: Esta forma de espina bífida sucede cuando la médula espinal está marcada por malformaciones de la grasa, huesos o meninges. La gravedad puede variar, algunos bebés no experimentan ningún síntoma, mientras que otros pueden experimentar una parálisis incompleta con una disfunción urinaria o del intestino.
  • Meningocele: La espina bífida meningoceles sucede cuando el líquido espinal y las meninges sobresalen a través de una apertura vertebrar anómala. La apertura puede o no estar cubierta de piel. Algunos niños con este tipo de espina bífida no experimentan ningún síntoma, mientas que otros pueden tener parálisis parcial y disfunción urinaria o del intestino.
  • Mielomeningocele: Este es el tipo más severo de espina bífida, sucede cuando los elementos de la médula espinal/neural quedan expuestos a través de una abertura de la columna vertebral. Un bebé con mielomeningocele puede experimentar una parálisis completa por debajo de la apertura. Estos bebés también puede experimentar una disfunción urinaria o intestinal, y puede que no sean capaces de caminar.

No hay cura para la espina bífida. Aquellos con tipos leves usualmente no necesitan tratamiento, pero un bebé con mielomeningocele deberá ser sometido a cirugía los primeros días de su vida para cerrar la abertura y así prevenir que se desarrolle una infección en los nervios y tejidos expuestos. Algunos niños pueden necesitar más cirugías para enfrentar las complicaciones que afectan sus pies, cadera o columna vertebral, mientras que aquellos que desarrollan hidrocefalia debido a la espina bífida tienen que someterse a cirugías para reemplazar la desviación mientras crecen.

¿Piensa que Zofran causó la espina bífida de hijo? Contacte a un abogado hoy.

Puede tener derecho a una indemnización si fue tratada con Zofran y su bebé nació con espina bífida. Los abogados y equipo legal de Bernstein Liebhard LLP han ayudado a miles de personas perjudicadas por medicamentos defectuosos y otros productos a que recuperen los daños por quienes son responsables. Para saber como lo pueden ayudar a realizar una demanda a causa de espina bífida por el uso de Zofran en nombre de su hijo, llame al  844-4-ZOFRAN para acordar una revisión gratuita del caso.

0 responses to “Espina bífida a causa de Zofran

¿NECESITAS AYUDA? llama a nuestro equipo al 844-4-ZOFRAN ¡HOY MISMO!